Muñeca real

Oferta
$160.000 $39.970

Lo mas real del mundo con vagina ,ano y senos de silicona real,ademas sus manos y pies que la puedes vestir y ponerle zapatos.

Categorías: , Etiqueta:

Descripción

Muñeca real

Una muñeca inflable es un tipo de juguete sexual que emula el tamaño y la forma del cuerpo de una pareja sexual usualmente de forma humana (casi siempre con características femeninas; también las hay con características masculinas o con otras características, por ejemplo alienígena) para actos sexuales simulados y como asistente durante la masturbación. La muñeca sexual puede consistir en un cuerpo entero con la cara, o solamente la parte pélvica, con las aperturas (vagina, el ano, la boca) para la cópula. Las aperturas vibran a veces y pueden ser movibles o intercambiables. El uso de muñecas sexuales no está restringido sólo a los humanos, sino que también está disponible para animales domésticos por varias razones.

Por mucho tiempo, un término de marineros era “dama de viaje” o “dame de voyage” en español y francés, respectivamente, denominando a una muñeca femenina hecha de tela cosida y utilizada por los marineros a bordo de barcos. Fueron primeramente desarrolladas en su forma moderna en Japón y Alemania a finales de la década de 1930 y comienzos de la década de 1940 en Alemania, como parte del proyecto del ejército ‘Model Borghild’, y en Japón para el uso en submarinos navales. En ambos casos, el objetivo debía ser dar alivio sexual a hombres limitados en un ambiente totalmente masculino. La muñeca ‘Bild Lilli’ fue a mediados de los años cincuenta una muñeca alemana que se vendió como un juguete sexual para hombres, y cuyo diseño es reputado por haber inspirado a Ruth Handler para hacer la primera muñeca Barbie.

En 1982 un intento de importar un embarque de muñecas sexuales a la Gran Bretaña tuvo la consecuencia no intencionada de levantar todas las prohibiciones para importar artículos “obscenos o indecentes” que arribaran del resto de Europa. Cuando las muñecas fueron confiscadas por trabajadores de la aduana inglesa, David Sullivan de Conegate, LTD llevó el caso hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y ganó en 1987.1​ Gran Bretaña se vio forzada a levantar las prohibiciones de importación que databan desde 1876, porque de no haberlo hecho habría constituido una barrera arbitraria al libre comercio según los términos del Tratado de Roma.

Formas, materiales y precios

Las muñecas sexuales más baratas son inflables o hinchables con aire. Estas muñecas de bajo precio (menos de $500) son generalmente poco agraciadas, hechas de vinilosoldado, y sólo tienen una semejanza pasajera con mujeres u hombres reales, pero tienen una vagina o pene (artificial) y sus usuarios están dispuestos a dejar pasar sus defectos. A menudo estallan en las costuras después de unos pocos usos. Las muñecas de vinilo baratas pueden ser un riesgo para la salud, si contienen grandes cantidades peligrosas de cloruro de vinilo o ftalatos.

En el mercado de la gama de precios mediana ($1000-2000), las muñecas están hechas de látex pesado sin costuras soldadas, tienen cabeza plástica de estilo maniquí y pelucas estilizadas, los ojos son de plástico o de cristal, y manos y pies apropiadamente moldeados. Algunas contienen zonas de cuerpo rellenas de agua. El proceso industrial causa que la mayoría de las muñecas de látex sean entregadas con una cubierta de óxido de zinc que cubre la piel, y esta debe quitarse lavándola. De otro modo, el látex es un material natural inerte y no tóxico, aunque un porcentaje reducido de usuarios pueda descubrir una alergia hacia el látex. Todas las muñecas de látex de cualquier calidad actualmente en el mercado se fabrican en Francia o Hungría.

Love Dolls japonesas.

Las muñecas sexuales más costosas ($6000-35 000 o más) se fabrican con silicona. Pueden ser muy semejantes a personas vivas, con la cara y el cuerpo modelados de mujeres u hombres verdaderos, con material prácticamente igual a la piel humana (igual al utilizado para los efectos especiales de las películas), con pelo realista (o verdadero). Estas muñecas tienen generalmente un esqueleto articulado de PVC o de metal con coyunturas flexibles que permiten ser colocadas en una variedad de posiciones para el despliegue y para actos sexuales. Las muñecas sexuales de silicona son obviamente más pesadas que las que se hinchan (y que consisten en su mayor parte de aire), pero alcanzan cerca de la mitad del peso de un ser humano verdadero de tamaño comparable. Están hechas en EE. UU. y en CHINA.

El mercado de rango medio surgió en los Estados Unidos alrededor de 1995. El mercado ha crecido por dos razones. Primera, los últimos veinte años han visto enormes mejoras por encima de las iniciales sex dolls, y los clientes han logrado darse cuenta de esto a través de la red. Segunda, el método de venta también ha mejorado, ahora mostrando cómo es la muñeca, sus costuras, cabello e incluso los orificios.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Muñeca real”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *